El presente es la viviente suma total del pasado.


Con los años aprendes que las lágrimas, no son mágicas y que no arreglan los daños,  que los cuentos de “la eterna felicidad” no son ciertos  y que debes convertirte en una guerrera, dispuesta a luchar con el monstruo que se te presente ante ti. "El presente es la viviente suma total del pasado"
 - Anónimo